Maese Perez, el organista y Los ojos verdes ['Maese Perez, the Organist' and 'The Green Eyes'] (Unabridged)

Maese-perez-el-organista-y-los-ojos-verdes-maese-perez-the-organist-and-the-green-eyes-unabridged-audiobook

Written By: Gustavo Adolfo Becquer

Written By: Victor Prieto

Length:1 hour and 5 minutes

Customer Rating :3.7

Retail Price:$13.99

Get this for $7.49

Download this audiobook

Audiobook Summary: Gustavo Adolfo Dominguez Bastida, mas conocido como Gustavo Adolfo Becquer nacio el 17 de febrero de 1836 en Sevilla, hijo de un celebre pintor. Gustavo Adolfo tenia cinco a?os cuando murio su padre, y a los nueve, fallecio su madre. A los diecisiete a?os viajo a Madrid a buscar fortuna en la literatura. Paso penalidades, viviendo al dia gracias a sus articulos literarios y a sus pinturas. Trabajo en la redaccion de "El Contemporaneo" y fue entonces cuando escribio la mayoria de sus leyendas y las "Cartas desde mi celda". En 1862 se fue a vivir con el su hermano Valeriano, un buen pintor. Ambos vivieron precariamente durante mucho tiempo. A traves de "Rimas", Becquer deja ver lo melancolico y atormentado de su vida; en su obra "las leyendas" escribio la celebre "Maese Perez el Organista", "Los ojos verdes", "Las hojas secas" y "La rosa de pasion" entre varias otras. En septiembre de 1870 fallecio Valeriano. Fue un duro golpe para Gustavo, que pronto enfermo sin ningun sintoma preciso, muriendo en Madrid el 22 de diciembre de ese mismo a?o, a los 34 a?os de edad. Agonizante, dijo a un amigo: Estas dos obras pertenecen al conjunto de relatos llamados "LEYENDAS". Maese Perez, el organista: Maese Perez es un viejo organista de la Catedral de Sevilla; este es querido por todo el pueblo, todos admiran su forma de tocar, que alcanza su maxima brillantez en la Misa del Gallo. Fue precisamente en esta fecha cuando murio repentinamente el organista. Al a?o siguiente de su muerte de la catedral salia una melodia angelical pero, sin embargo, nadie estaba sentado tocando el organo. Los ojos verdes: En una caceria Fernando de Argensola dispara a un ciervo y este malherido se adentra en una zona del bosque donde ni los cazadores ni los perros accedian. Se decia que quien se atreviese a entrar alli, se...